Saltar al contenido

La natación

La natación
La natación
La natación es la práctica recreativa o deportiva de movimiento y desplazamiento sobre el agua, utilizando sólo los brazos y las piernas del cuerpo humano. También es una técnica que se aprende como método de supervivencia (de hecho, se enseña en muchos programas educativos), y se practica como ejercicio dados sus múltiples beneficios para el cuerpo. Su práctica puede ser competitiva o meramente recreativa. Como deporte formal es uno de los más practicados en el mundo, incluido en las disciplinas olímpicas y realizado en piscinas de diferentes longitudes (50, 100, 200, 400, 800 y 1500 metros). Las técnicas específicas de natación se conocen como estilos y tienen nombres particulares. La natación es posible porque el cuerpo humano es ligeramente menos denso que el agua, por lo que siempre tiende a flotar. Nuestra relación con el agua es muy particular, a pesar de ser seres terrestres, ya que al nacer somos sacados de un ambiente totalmente sumergido como el útero de la madre. De hecho, los bebés muestran una tendencia innata a nadar y ciertos reflejos de inmersión, como la contención automática de la respiración, la disminución de la frecuencia cardíaca y la reducción de la circulación en las extremidades (este es el reflejo de inmersión de los mamíferos).

Historia de la natación

La natación se ha practicado desde tiempos inmemoriales, y hay evidencia de su conocimiento en pinturas rupestres de más de 7.000 años de antigüedad. También se menciona en textos de épocas posteriores, como en el 2000 a.C.: la Odisea, la Ilíada, la Biblia, etc.

Sin embargo, el primer libro sobre natación fue escrito en 1538 y se atribuye a Nikolaus Wynmann, un maestro alemán: El nadador o un diálogo en el arte de la natación.

Importancia de la natación

La natación es mucho más que un deporte, es también una habilidad y una técnica que a menudo puede significar la diferencia entre la vida y la muerte. Un buen nadador tiene más probabilidades de sobrevivir a ciertos accidentes de navegación, o a caídas por la borda de las embarcaciones (si está consciente y en pleno dominio).

Por otro lado, la natación es uno de los deportes más populares del mundo. Trae muchos beneficios al sistema respiratorio y circulatorio humano, como veremos más adelante.

Beneficios de la natación

La natación, en contra de lo que algunos piensan, puede hacerse de muchas maneras diferentes, así como acomodarse a las necesidades particulares de cada individuo.

En la actualidad hay una serie de actividades dirigidas por profesionales, además de los cursos de aprendizaje tradicionales, que respaldan lo anterior. Vemos cursos para mujeres embarazadas, personas mayores, bebés, entre otros.

Además, un estudio de la Universidad de Harvard asegura que la natación es uno de los mejores ejercicios para ponerse en forma. Veamos algunos de los beneficios de la natación

  • Estimula la circulación de la sangre.
  • Contribuye a una función cardiopulmonar sorprendentemente fuerte.
  • Reduce el peligro de contraer enfermedades cardiovasculares.
  • Contribuye a mantener una presión sanguínea firme.
  • Desarrolla más de dos tercios de los músculos de nuestro cuerpo.
  • Mejora la postura corporal.
  • Alivia la tensión.
  • Fortalece los tejidos de las articulaciones y previene probables lesiones.
  • Crea estados de ánimo positivos.
  • Ayuda al crecimiento y al progreso físico-psíquico.
  • Promueve el desarrollo psicomotor.

Vídeos de La natación